Historias de Éxito Fentermina

< Volver a todas las historias
Angela | Arizona

Nombre usado en los foros: PixieChick

¡Ya he perdido 108 libras!

Peso Inicial: 282 libra

Peso actual: 174 libras

Peso perdido hasta hoy: 108 libras

Objetivo de peso: 145 libras

Fue después de dar a luz que Angela alcanzó un punto de retorno. Quien una vez fue muy activa, comenzó a sufrir una ganancia de peso inesperada, gradual y excesiva. Intentos fracasados por hacer dietas estrictas, seguidos de una enfermedad cuya recuperación se veía impedida por su peso, fueron factores que contribuyeron negativamente en su vida y en su bienestar. Fentermina no tuvo un efecto inmediato en Angela, pero al incorporar los cambios adecuados, después de un año, hoy día ella está a punto de alcanzar su meta.

Foto de Angela
1 de abril de 2004
289 libras
Foto de Angela
1 de abril de 2005
175 libras

"Yo había tratado en muchas oportunidades perder peso a lo largo de los años. Había fracasado una y otra vez. Antes de quedar embaraza era muy activa y atlética. Luego de dar a luz me percaté de que había ganado 100 lb (45.4 kg). A lo largo de los años, en momentos diferentes, me admitía a mí misma que necesitaba hacer algo al respecto. Comenzaba una dieta y como no veía resultado alguno, la abandonaba. Hacía dietas de emergencia, en varias oportunidades y sí, perdía un poco de peso, pero siempre lo recuperaba. Hace dos años algunas cosas me pasaron, en relación con mi salud, que afectaron muchos factores de mi vida. Aún cuando la enfermedad en sí misma no estaba relacionada con el problema de peso, mi recuperación sí se estaba viendo afectada por mi peso. Estaba muy deprimida e incapacitada para trabajar. También estaba incapacitada para conducir vehículos, así que la comida rápida a domicilio, básicamente cualquier comida rápida y no saludable era lo que yo comía. Mi peso se mantenía constante entre 230 a 240 libras (104.4 a 108.9 kilogramos). Yo sabía que estaba ganando peso, pero antes de subirme a la balanza, no sabía cuan malo podía ser. Mi peso era cercano a las 290 libras (131.6 kilogramos). Una vez más lo ignoré y continué con mi vida como lo había estado haciendo. Algunas cosas me empezaron a pasar que no me habían pasado antes. Cuando fui de vacaciones, necesité una extensión para mi cinturón de seguridad. Fui a un restaurante y con dificultad pude sentarme en el asiento reservado. Mis hijos me dijeron, en varias oportunidades, que habían sido objeto de burlas en la escuela debido a mi peso. Obviamente, en este momento, la negación ya no me iba a funcionar. Supe de una clínica bariátrica que es local y que receta Fentermina. Acudí a la clínica, me dieron consejos para la dieta y una prescripción médica. En una primera instancia, realmente no lo tomaba muy en serio. Me imaginaba que esta era simplemente una pastilla milagrosa que derretiría el peso. ¡Estaba muy equivocada! Las primeras varias semanas tomando Fentermina yo no perdí mucho peso que se diga. Frustrada, comencé a buscar en Internet y encontré esta página web. En un principio, me sentía muy intimidada para hacer alguna publicación. Hay tantas personas maravillosas en este sitio, a quienes les ha ido tan bien. Sin embargo, todavía no tenía mucha fe en que yo pudiera alguna vez llegar a ese punto. Lentamente, comencé a incorporar a mi rutina diaria, los consejos sobre dieta que leí aquí. Comencé a ver la aguja moverse en mi balanza, lo cual me dio una motivación adicional. A paso lento pero seguro comencé a creer en mí misma, y a creer que sí podía hacerlo. Todavía tengo que progresar un poco pero ya no tengo dudas de que llegaré a mi meta y de que podré mantenerla. Realmente necesité apoyo y estímulo a lo largo del camino. Cuando sentía que me faltaban en mi vida, entraba aquí. Justo cuando sentía que me iba a rendir alguien aquí publicaba algo que me daba la energía y la determinación que necesito para continuar. He aprendido a escoger opciones saludables y a vigilar cada cosa que pongo en mi boca. En un principio, contaba las calorías religiosamente para nunca pasar de 1,200 calorías en un día. Luego de un tiempo, me percaté de que no necesitaba vigilarlas con tanta cautela porque ya había aprendido lo que podía y lo que no podía comer. Siempre me recompenso una vez a la semana con una comida "libre" o de "trampa". Si me lo prohíbo a mí misma yo sé que es en ese momento que comienzo a suplicar por malas comidas otra vez. En un principio no podía hacer mucho ejercicio. Lo único que yo podía hacer eran los programas de bajo impacto como Walk Away the Pounds (deshazte de las libras caminando). Hoy día soy entusiasta de los ejercicios. Llego al gimnasio con una sonrisa porque me hace sentir tan bien. Muchas personas dicen que nada sabe más dulce que el éxito, y les digo, que dicen la verdad. Hoy día estoy más involucrada y activa en la vida de mis hijos y mi peso ya nunca más es un obstáculo para nada."

Angela

Un Nuevo estilo de vida
Phentermine.com
¿Cuál es el factor decisivo que le hizo decidirse a cambiar su estilo de vida?
Angela
Yo supe que necesitaba modificar mi estilo de vida cuando vi de qué manera mi peso me estaba impidiendo hacer cosas. Es muy fácil decir que no a las invitaciones de las personas para ir a lugares o no hacer cosas cuando usted se siente avergonzado de su apariencia.
Phentermine.com
¿Cuál fue la adaptación más difícil a su nuevo estilo de vida?
Angela
En un principio tuve que ser muy estricta conmigo misma. Tenía que modificar todo lo que hacía desde la manera en que cocinaba hasta la manera en que hacía las compras de los alimentos. Ya nunca más comería refrigerios ni tendría atracones de comida chatarra. Esto ameritó 150% de mi atención durante los primeros meses.
Phentermine.com
¿Cuál es la parte más gratificante de su nuevo estilo de vida?
Angela
¡Me sentía tan hambrienta! Hoy día tengo tanta más energía. Juego afuera con mis hijos todo el tiempo. Me hicieron llorar el día que escuché a sus amigos en la puerta y preguntaron si yo también podía salir a jugar. Un año atrás eso era imposible para mí.
Phentermine.com
¿Tiene algún consejo para la comunidad Phentermine.com?
Angela
Todo lo que puedo decir es que es difícil creer en sí misma. Es un cambio grande y feo cuando usted comienza a transitar este camino. Yo he hecho muchos amigos aquí quienes realmente me ayudan a seguir adelante. Manténgase por aquí cerca y encontrará mucho apoyo.