Historias de Éxito Fentermina

< Volver a todas las historias
Brian | Ontario, Canada

¡Ya he perdido 54 libras!

Peso Inicial: 244 libra

Peso actual: 190 libras

Peso perdido hasta hoy: 54 libras

Objetivo de peso: 175 libras

Brian L. de Canadá se sentía deprimido - el fallecimiento de varias personas queridas, exigencias adicionales de la familia y el deterioro de su propia salud estaban cobrando su cuota. Él encontró consuelo en la comida. El resultado, una depresión más profunda, un incremento en el apetito y en el peso. Brian buscó la ayuda de su médico.

"Hoy día, miro atrás y me pregunto ¿cómo me permití llegar a ser tan gordo? Provengo de una familia genéticamente predispuesta a sufrir de sobrepeso. Pero yo no. Yo siempre fui delgado, muscular, atlético y en muy buena condición física. El mal hábito que tengo, fumar. Cuando tenía 42 años de edad, me hice un examen físico y una radiografía del tórax porque sentía una molestia al respirar. Años antes, sufrí un neumotórax espontáneo y pensé que no tomaría riesgos. Cuando llegué a mi casa luego de la revisión, sonó el teléfono, era mi médico solicitándome que regresara a su consultorio. Él quería hablar conocer el resultado de mi radiografía. Cuando mi esposa y yo llegamos, el médico sostuvo la radiografía, señaló un área oscura sobre la lámina y nos dijo "ESTO PARECE SER CÁNCER". Él no es una persona muy diplomática, pero ciertamente me dio un gran golpe. Acudí a un especialista y tres semanas después me hicieron una biopsia en el área oscura de mi pulmón (¡Este no es un procedimiento agradable!). Los resultados llegaron tres semanas después. El especialista me dijo que no era maligno pero que si yo no dejaba de fumar, tendría cáncer en el transcurso de un año o incluso antes. Ese día, el 6 de octubre de 1995, algunos minutos antes de la cita con mi médico, fumé mi último cigarrillo. Fue en ese momento que reemplacé los cigarrillos por la comida. A medida que ganaba más y más peso, me sentía más y más deprimido. Para sobrellevar mi depresión, en lugar de fumar, yo comía. Una tragedia detrás de otra llegaba a mi vida - la muerte de mis 2 nietos, la de mi padre 2 meses después, la de mi hermana menor el año siguiente y la de mi caballo. Yo aumentaba más y más de peso. En esa época, mi esposa regresó a la escuela al programa de enfermería; nuestras vidas cambiaron drásticamente. Lo exigente de su programa educativo puso mucha presión sobre nuestra familia. Eso estaba bien porque yo pensaba que después de todo por lo que había pasado (con todos los fallecimientos), mis habilidades como policía me habían ayudado a superar todo eso, sin la ayuda de alguien o algo. Yo pensaba, solo sé fuerte, sé un HOMBRE. Al decir eso yo estaba equivocado, era un eufemismo. Me sentía más deprimido y más gordo. Ninguna de mis prendas de vestir me servía y odiaba verme en el espejo. ¿Quién era esa persona que me devolvía la mirada, ese hombre tan desagradable? Sufría de presión arterial alta, niveles de colesterol altos, y me veía y me sentía terrible. Me sentía enfadado e irritable, no era una persona agradable con quien estar. En una cita de control con el médico, él me preguntó cómo estaba mi vida. Yo le respondí que todo estaba bien y de la nada surgió una explosión de emociones como un volcán en erupción y lloré sin control. Este hombre, a quien había conocido durante 29 años, escuchó como lloraba sin consuelo durante aproximadamente 20 minutos. Hombre, me sentí tan bien por haber descargado todos esos sentimientos. Él me recetó un antidepresivo suave y me solicitó acudir a su consulta cada semana durante un tiempo. A medida que me sentía menos deprimido, comencé a tomar mi apariencia más en cuenta. Me miraba en el espejo y me decía a mí mismo que mejor hacía algo por perder ese peso. En unos meses iba a cumplir 50 años de edad y yo no quería llegar a esa edad sin haber realizado algún esfuerzo por verme mejor. Comencé a hacer ejercicio con el video "KICK BUTT". Comencé despacio y trabajé hasta que pude completar todo el video. Perdí peso muy lentamente y me sentía cada vez más en forma. Después de ocho semanas de ejercicio había bajado aproximadamente 10 lb (4.5 kg). Esto no era fabuloso pero ya había comenzado a sentirme mejor conmigo mismo. Cuando le comenté al médico lo que yo estaba haciendo para perder peso, él me dijo que podía ayudarme. Uno de mis problemas era que, a pesar de ejercitarme adecuadamente, yo había desarrollado un hábito por comer en exceso que me fue muy difícil de controlar. Fue entonces cuando él me comentó que Fentermina 30mg y Lonamin 30mg podían ayudarme a controlar mi apetito. Le hice preguntas sobre los riesgos asociados y le pregunté si eso no era Phen-Fen, pero él me explicó la diferencia. A pesar de mi escepticismo, me tomé la medicina tal como había sido prescrita. Investigué en internet y encontré esta página web donde las personas hablan sobre su drástica pérdida de peso con este supresor del apetito. Yo pensaba, "algunas personas necesitan mentirse a sí mismas para sentirse mejor y de esa forma reconciliarse con su pérdida de peso. Nosotros no podemos vernos en el Internet así que si eso es lo que necesitan, ¿quién soy yo para arruinar sus planes?" Eso fue en el mes de julio de 2002 y ahora estamos a finales del mes de octubre de 2002 - sólo cuatro meses después y ya formo parte de esa clase de personas quienes yo pensaba que estaban en una especie de mundo de fantasía cuando se trataba de su pérdida de peso. Yo pesaba 244 lb (110.7 kg) cuando tomé mi primera pastilla el 10 de julio de 2002. Hoy día, 25 de octubre de 2002, yo peso 190 lb (86.2 kg). Las personas con quienes trabajo y las personas a quienes conozco se me acercan y me dicen que me veo de maravilla. Algunas personas, incluso, no me reconocen y cuando se percatan de quien soy, no pueden creerlo. Lo único decepcionante, es que yo había comprado mucha ropa nueva que ya nunca más me servirá. Mi esposa e hijos me han dado mucho apoyo en mi deseo de perder peso y mi esposa me dice cumplidos sobre lo bien que me veo con la pérdida de peso. Ahora me siento tan bien cuando miro el espejo que siento deseos de salir a comprar cosas para mí. Después de todo, hace mucho tiempo que no podía salir a comprar ropa en tallas comerciales. NO HAY MAL TIEMPO SOBRE MIS PLANES, PERO TAMPOCO ES EL FINAL, ES UN NUEVO COMIENZO. "

Brian

Un Nuevo estilo de vida
Phentermine.com
¿Cuál es el factor decisivo que le hizo decidirse a cambiar su estilo de vida?
Brian
Yo tenía 49 años de edad y mi condición física se estaba deteriorando. Mi hermana falleció de cáncer a la edad de 46 años. En el hospital, yo sostuve su mano cuando ella tomó su último aliento; yo presencié como su vida se escapaba y sabía que todas las cosas que ella sentía que estaban inconclusas quedarían para siempre de esa manera, todas las cosas que ella quiso hacer ya nunca más podrían ser realizadas. Me percaté de que tenía mucho por lo cual estar agradecido - una bella esposa, cuatro hijos y un nieto recién nacido. Fue en ese momento que tomé consciencia de lo rápido que todo puede terminar y que mejor hacía todo lo que fuera necesario para cuidar de mí mismo porque yo no quería perderme de todos los eventos maravillosos y fantásticos que han vivido y que vivirán las personas que amo.
Phentermine.com
¿Cuál fue la adaptación más difícil a su nuevo estilo de vida?
Brian
Admitir que necesitaba ayuda, establecer una rutina de ejercicios, recordarme a mi mismo constantemente que no necesito comer ese alimento en este momento, que si yo lo comía era porque estaba comiendo por hábito y no por necesidad.
Phentermine.com
¿Cuál es la parte más gratificante de su nuevo estilo de vida?
Brian
La sensación de satisfacción de que lo estoy logrando. Saber que me veo y me siento mejor. Que otras personas también se percatan de mi éxito y me hacen cumplidos por ello. Saber que mis niveles de colesterol están dentro de los límites normales y que mi presión arterial está perfecta. Ser capaz de caminar sin sentir dolor en los pies. Qué demonios, ser capaz de ver mis pies.
Phentermine.com
¿Tiene algún consejo para la comunidad Phentermine.com?
Brian
Consulte a su médico sobre cualquier preocupación que pueda tener antes de tomar Fentermina. Cuando las personas dicen que les fue bien, créanles, porque sí es efectiva. No abuse de su medicamento. Tómelo tal como le sea recetado por su médico. Tome consciencia que para realizar cualquier cambio en su vida, usted debe evaluar su estilo de vida y hacer los cambios que sean necesarios para alcanzar su meta. Aténgase a los cambios, los resultados lo harán sentirse feliz de haberlos adoptado.