Historias de Éxito Fentermina

< Volver a todas las historias
Hydi | Central Texas

Nombre usado en los foros: Suth

¡Ya he perdido 84 libras!

Peso Inicial: 273 libra

Peso actual: 189 libras

Peso perdido hasta hoy: 84 libras

Objetivo de peso: 135 libras

La historia de Hydi te estimulará e inspirará. Su aumento de peso sucedió mientras se recuperaba de una lesión. Antes de que se diera cuenta, ya tenía el doble de su tamaño original. Hasta la feha, Hydi ha bajado 80 lb (36.29 kg).

Foto de Hydi
1 de agosto de 2004
260 libras
Foto de Hydi
21 de junio de 2005
189 libras

"¿Alguna vez en su vida se ha lanzado sobre su panza? Le saca todo el aire. Bien, déjenme contarles, que perder todo el aire no es lo peor que un panzazo puede hacer. Cuando choca su pecho con un impacto fuerte algo más tiene que pasar. ¡¡Y sí pasa!! Parecerá extraño pero yo no estaba nadando - estaba trabajando. Como gerente de distrito de una cadena de tiendas a nivel nacional, yo era la única persona que podía recoger suministros sin realizar una orden previa. Más temprano ese día había recibido una llamada por unos suministros que se necesitaban y pensé que no sería problema pues de todas formas tomaría esa ruta más tarde. Mi hijo mayor estaba libre de la escuela de negocios y era viernes; él viene a casa a visitarnos un viernes sí y un viernes no. Yo me desviaría y recogería los suministros, pararía y recogería a mi hijo, luego llevaría los suministros a la tienda y de allí iríamos a la casa. Bastante simple podría usted pensar, pero el día no resultó como estaba planificado. Mientras me estacionaba para entregar los suministros, en todo lo que pensaba era en detenerme en la tienda de películas y comprar una pizza para ir a casa, para pasar algún tiempo con mi hijo. Estaba apurada. En cualquier otra ocasión habría entrado a la tienda y habría buscado a algunos muchachos para que salieran a ayudarme a descargar el vehículo, pero hoy no. Quería hacerlo rápido, así que tomé un carrito de supermercado y abrí el maletero y comencé a descargar. Las cajas eran un poco pesadas pero nada que no pudiera manejar. Las estaba lanzando desde el maletero hasta el carrito, hasta que, jadeando por aire, caí en mis rodillas abrazando mi pecho. Con una mirada de sorpresa llena de puro miedo, mi hijo mayor saltó del vehículo y en un segundo estaba a mi lado. Yo solo sabía que era el grande, el que quita la vida, un infarto al corazón. Con lágrimas empañando sus ojos, él me llevó a toda prisa al hospital. Fue la única oportunidad que puedo recordar que no tuve que esperar durante horas en la sala de emergencias. Me llevaron a toda prisa a través de la puerta en una camilla, me colocaron los cables incluso antes de que siquiera llegara al cuarto, a una máquina que sacaba una cinta con gráficos. Tenía suerte - no se trataba de un ataque al corazón, se trataba de lo que ellos llaman la lesión de los nadadores. Yo nunca antes había oído de esa lesión hasta ese día. El cartílago que mantiene unidas a las costillas puede ser separado - se pudiera decir roto. Ellos nos dijeron que se siente como un infarto al corazón y déjenme decirles, yo realmente pensé que de eso se trataba (aun cuando debo admitir que nunca antes había tenido un infarto al corazón). Las cajas que había estado lanzando estaban llenas con envases de galón de líquido para limpiar. A medida que las lanzaba, el peso del líquido se estaba moviendo. Pienso que ustedes pueden decir que era como dos fuerzas tratando de moverse en direcciones diferentes, solo que mis fuerzas perdieron la batalla. Además de mi pecho, mi espina dorsal sufrió daños por la torcedura. No puedo recordar mucho de las siguientes semanas, la morfina puede causar ese efecto. Lo que sí recuerdo son dos años de terapia física y que durante ese tiempo me lesioné nuevamente. Debido al dolor constante, yo tomaba pastillas contra el dolor como si fueran caramelos. Desafortunadamente, también comía todo lo demás como si fueran caramelos. No podía hacer mucho sin sentir dolor así que simplemente no hacía mucho de nada. Mi día se limitaba a recostarme en la cama, comer y ver televisión. Sentarme en el sofá, comer y ver televisión. Sentarme en la computadora, comer y jugar juegos. ¿Ya les mencioné comer? Se había convertido en mi pasatiempo favorito y eventualmente en mi peor enemigo. Mi peso se había más que duplicado. Gorda, infeliz y en constante dolor, era tan fácil para mí dar excusas. No puedo hacer esto o aquello, soy fea, a nadie le importa, o mi favorita de todos los tiempos: Me estoy poniendo vieja. Se dice que la mayoría de las veces en la vida se hacen cambios drásticos cuando ocurre un evento importante. Bien, en mi caso no fue un evento importante, fue simplemente un comentario interpretado de la manera incorrecta. Un comentario por el cual estoy agradecida, un comentario que cambió mi vida. Sucedió el día siguiente a mi cumpleaños número 48 cuando pasé por casa de un amigo y le comenté que había salido a cenar con mi amorcito para celebrar mi cumpleaños. Él con expresión burlona dijo ¿¡Qué!? ¿¿Estaba borracho?? Aunque el comentario estaba dirigido hacia mi novio quien parece una patata en el sofá que nunca va a ningún sitio, yo lo interpreté de otra manera. ¿¿¿Yo era tan gorda y fea que alguien tiene que estar borracho para invitarme a salir??? Durante los siguientes días en lo único que podía pensar era "¿sería que él estaba borracho?" Me dio un golpe duro, golpeó algún sentido dentro de mí, eso fue lo que realmente hizo. Me miré a mí misma con detenimiento durante un rato y me preguntaba cómo me había permitido llegar a estar tan gorda, tan descuidada, tan deprimida. Sí, tenía mi excusa - tenía una lesión física. Todavía la tengo. Después de aceptar que eso nunca cambiará, pensé para mí misma, pero sí hay otras cosas que puedo cambiar. Así que comencé mi travesía desde las profundidades donde me había sumergido. Las primeras 10 libras (4.5 kilogramos) que perdí fueron sin la ayuda de Fentermina, sin embargo los perdí de la forma INCORRECTA. Como para muchas otras personas, para mí, hacer dieta significaba matarme de hambre. Recordé que hace 20 años atrás, había tomado Fen y había perdido toda la grasa que había ganado durante mis embarazos, pero era diferente en esta oportunidad y también era un estilo de vida diferente. En ese entonces yo trotaba y quemaba la grasa bailando los fines de semana. Demonios, pregúntele a cualquier muchacha de Texas qué hace la mayoría de ellas los viernes en la noche y ellas le dirán, "¡Bailar música Country - Yiiiiijaaaa!" No fue sino hasta que me uní a Phentermine.com y leí los buenos consejos de las demás personas sobre lo que se debe y lo que no se debe hacer, que todas esas cosas que durante toda mi vida había escuchado se hicieron parte de mí (como la importancia del desayuno o hacer 6 pequeñas comidas al día). ¡¡Y la odiaba y temia la palabra EJERCICIO!! Déjenme decirles, no es fácil. ¿Qué si todavía quiero devorar un pastel de queso de fresa por completo? Apueste por su vida que sí quiero. ¡Pero no lo haré! Me permito comer una rebanada de vez en cuando, pero hoy día solo como una rebanada cuando salgo a cenar. No me voy a comer una en casa. Soy adicta a los pasteles de queso y estoy consciente de ello. Con más de 80 libras (36.3 kilogramos) más ligera, todavía tengo camino por recorrer, pero ya he alcanzado la cima de la montaña y estoy descendiendo por el otro lado. Todavía me tropiezo aquí y allá ¿(puede uno caerse de una montaña)? Lo que sucede es que ahora me levanto, me sacudo el polvo y continúo en mi camino. Yo sé que no alcanzaré mi meta mañana y eso está bien porque yo sé que en esta oportunidad sí la voy a alcanzar. Todavía me queda un año y un mes antes de mi cumpleaños número 50 así que dispongo de 55 semanas para perder 54 libras (24.5 kilogramos). ¡Diablos, eso es fácil!"

Hydi

Un Nuevo estilo de vida
Phentermine.com
¿Cuál es el factor decisivo que le hizo decidirse a cambiar su estilo de vida?
Hydi
¿¿¿Yo era tan gorda y fea que alguien tiene que estar borracho para invitarme a salir???
Phentermine.com
¿Cuál fue la adaptación más difícil a su nuevo estilo de vida?
Hydi
Aceptar que no iba a bajar de peso de noche a la mañana lo que me tomó años aumentar.
Phentermine.com
¿Cuál es la parte más gratificante de su nuevo estilo de vida?
Hydi
Seguirle el paso a mis nietos.
Phentermine.com
¿Tiene algún consejo para la comunidad Phentermine.com?
Hydi
¡De 2 en 2 libras (0.91 kg)! Cualquiera puede bajar 2 libras (0.91 kg), ¿verdad? No las veas como 50 ni 100. De 2 en 2 libras (0.91 kg) Me fijé una meta de 2 libras (0.91 kg) semanales.